farmacia

Un espolón calcáneo es una prominencia ósea que se forma sobre el hueso calcáneo (hueso del talón) como consecuencia de estiramientos excesivos y continuados de la fascia plantar. Provoca dolores, que se ven agravados al caminar y al hacer esfuerzos físicos.

El peso total del cuerpo recae sobre la planta del pie, por lo que soporta una presión constante. Cuando se produce una sobrecarga, puede darse una inflamación de los tejidos blandos que rodean el hueso calcáneo e incluso que los tendones y músculos se inserten en él. Para compensarlo, el organismo intenta reparar el problema, rodeando y protegiendo la zona lesionada mediante un proceso inflamatorio, que posteriormente se calcifica. Esto dará lugar a la aparición de una formación ósea en el talón y eso es lo que conocemos como espolón.

Causas

– El estrés es una de las causas más frecuentes.
– Las personas con sobrepeso u obesidad son más propensas a este tipo de problemas, por lo que es imprescindible perder peso para aliviar los síntomas.
– También es frecuente entre los deportistas, que si tienen un espolón, deberán cesar su actividad.
Posturas incorrectas al caminar o estar de pie.

Síntomas

Dolor intenso en la parte interna del talón.
Aumento del dolor al estar de pie y especialmente por la mañana o tras un periodo de descanso, ya que disminuye levemente con la actividad.
– Rara vez es visible la inflamación, el enrojecimiento u otros cambios notorios en la piel.
– Imposibilidad de realizar las actividades de la vida cotidiana.

Una vez aparezcan estas molestias, lo primero que se ha de hacer es acudir a un médico especialista para que examine y confirme el diagnóstico.

Tratamiento

– Pie en reposo durante un tiempo, dejando de realizar actividades físicas de mucha intensidad.
– Aplicación de frío (hielo) con constancia.
– Utilizar plantillas ortopédicas para que el pie se apoye en una superficie más blanda; o taloneras.
– Acudir a un fisioterapeuta, que marcará una serie de ejercicios para hacer en casa.
– Si hay mucho dolor, fármacos antiinflamatorios y analgésicos, siempre bajo prescripción médica.
– Es importante saber que no es sencillo reducir esta protuberancia y que en ocasiones es necesaria una intervención quirúrgica.

Escribe un comentario:

*

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

© Farmacia Las Canteras 2014- - Diseñada por NexGlobal

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de analizar su paso por nuestra web. Si continua navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies